Hola mi precioso hermano, El hombre fué desarrollado en el justo centro de los valores del Universo. Pertence a las criaturas más honorables. Es un individuo cercano y respetado. Si tenemos la posibilidad de comprender al ser humano de una forma precisa, es viable comprender varias cosas de una forma precisa. Hay cinco dimensiones de la presencia del ser humano. La primera de ellas es su extensión “sustancia”. El humano no es una vajilla que radica en la carne, el hueso y el saco de sangre como suponen algunos materialistas. La parte que radica en la carne, el hueso y la sangre del ser humano es su materia. No se distingue de otras sustancias cuando se analiza en el tema de esta extensión. Él puede ser medido, pesado y analizado física y químicamente como todos los otros asuntos. El hombre es semejante a la madera, piedra o suelo, en esta extensión. La vivacidad del ser humano empieza con la extensión fisiológica. Oséa, la segunda extensión del ser humano es “los hechos fisiológicos”. Esta extensión es una composición dinámica como fué en toda criatura viviente. Por un lado están los mecanismos de producción de energía, y por el otro los mecanismos de biosentesis que usan esta energía producida. La transferencia de energía se ejecuta por medio de la coenzima ATP (Adenosin tri-fosfato) en medio de estos dos sistemas. Cientos de sustancias químicas como enzimas, coenzimas, transmisores de grupos químicos, transportadores de electrones, etc. forman parte en este sistema fisiológico. Además, hay un mecanamismo eléctrico y hormonal que controla esta composición fisiológica hacia adelante y hacia atrás. El hombre en esta extensión es semejante a las plantas excepto al sistema nervioso. (Recuerde el estado de un individuo en coma.) La tercera de las dimensiones de la presencia del ser humano es la extensión de los “eventos psicológicos”. Esta es una extensión que los hechos psíquicos empiezan en el cuerpo humano. Todos los fenómenos psíquicos como la atención, la percepción, la memoria, la memoria, la organización, la conciencia, el intelecto, el sentido y las emociones, las pasiones tienen lugar en esta extensión. El hombre en esta extensión es una criatura que tiene conciencia. Es consciente de su ámbito. Tiene una relación recíproca con su periferia. Siente los efectos que llegan por medio de los órganos sensoriales. Trata e interpreta estos entendimientos que se consiguen. Él constituye conceptos de ellos. Los ahorra y los usa en caso de necesidad. El hombre en esta extensión es semejante a los animales en varios puntos. (Recuerden la situacion de un hombre desprovisto de razón) El hombre está separado de los otros animales por la extensión “razón”. Esta es la cuarta extensión del ser humano. La “razón” es un mecanismo de pensamiento y elección. Sólo el hombre tiene razón, los animales no. Se usa para conformar elecciones y juicios más complicados desde premisas sencillas. De esta forma, el hombre no se restringe a sentir e detectar su periferia, sino que de forma simultanea hace algunos exámen, síntesis y comentarios gracias a su cabeza, que se usan para deducir las cosas que van a ser más adelante. Y él escoge y evalúa argumentandose en esto. Estas son las especialidades que forman parte sólo a lo humano, no presentes en los otros animales. Se aprecia un cambio sustancial tanto dentro como fuera de la presencia humana, luego de que la “razón” se transforma en parte de la actividad, en la cuarta extensión. La aparición de esta novedosa constitución se llama “ego” cuando se aprecia desde dentro, y se llama “personalidad” cuando se aprecia desde fuera. Hablamos de un fenómeno semejante a transformarse en un “estado” de un pueblo étnico. Un grupo étnico tiene algunos mecanismos de toma de elecciones luego de transformarse en “el Estado”. Estas organizaciones toman algunas elecciones, establecen algunas reglas, legislan algunas leyes según su criterio. Y están con las reacciones positivas y negativas de los otros Estados en razón de estas elecciones que tomaron. De esta forma, un humano se transforma en una personalidad separada por

A. A. y el cristianismo del primer siglo Dick B. © 2011 Anónimo. Todos los derechos reservados Early A. A. fue consistentemente llamado “cristianismo del primer siglo”. Dos elementos sobresalen cuando hablamos de lo que hicieron los primeros cristianos. Diariamente: Marcos 14:49 se encuentra dentro de los varios casos en que Jesús enfatizó su lección día tras día en el templo:”Yo se encontraba todos los días con nosotros en la lección del templo, y no me llevasteis; pero las Escrituras tienen que cumplirse”. Hechos 2:38-47:”Entonces Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese todos nosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los errores, y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque la promesa es para nosotros y para nuestros hijos, y para todos los que el Señor tu Dios llame. Y con muchas otras expresiones testificó y exhortó, diciendo: Sálvaos de esta generación inoportuna. Entonces los que han recibido su palabra fueron bautizados, y el mismo día les fueron añadidas unas tres mil almas. Y continuaron firmemente en la doctrina de los apóstoles y en la comunión, en la parte del pan y en las oraciones. Y vino temor sobre todas las almas, y muchas maravillas y advertencias fueron hechas por los apóstoles. Y todos los que creían estaban juntos, y poseían todas las cosas recurrentes. Y vendieron sus posesiones y bienes, y los partieron a todos los hombres, como cada uno poseía necesidad. Y ellos, continuando día tras días en concordancia en el templo, y partiendo el pan de casa en el hogar, comían su comida con alegría y soledad de corazón. Alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía todos los días a la iglesia los que debían ser salvos:”Los cristianos del primer siglo que fueron salvos se convirtieron en el cuerpo de Cristo, y los integrantes en especial en 1 Corintios 12:13, el Apóstol Pablo declaró:” En este momento sois el cuerpo de Cristo y los integrantes en especial. Ha anunciado 42 títulos y bastante más de 675 artículos sobre la crónica de A. A. y el Movimiento de Rehabilitación Cristiana