De acuerdo con la historia islámica, la famosa piedra Hajar al-Aswad vino de Jannat y fue dada al profeta Ibrahim (quizás la paz y las bendiciones sean sobre él). Se le dio la orden de colocarla en el rincón de Santa Kaaba. De acuerdo con los estos del profeta Mahoma (PBSCE), cuando la piedra llegó a la Tierra por primera oportunidad era totalmente blanca como la leche, pero entonces empezó a absorber los errores de los humanos y se volvió negra. Todos los años, se estima que un enorme conjunto de peregrinos la visiten y después la besen con respeto y honor. Fundamentalmente a los que aprovechan los packs Ramadan Umrah 2017 les gusta mucho tener un tour de viaje en los eventos históricos y sitios en Madinah. Según los estos del profeta Mahoma, Hajar al Aswad va a venir como un favor el día del juicio, para esos que lo hayan besado por lo menos una vez en su historia. Según la historia del Islam, cuando el pueblo de Quraysh destruyó la Kaaba Shareef por la causa de volver a construirla, surgió un tema discutible sobre la Piedra Negra. Se ingresó una satisfacción al pueblo y según eso algún persona que llegue primero a la puerta de Bani Shaibah va a hacer un juicio y todos deberan estar en concordancia en ello. Oportunamente, la primera persona que llegó a la puerta fue el profeta Mahoma (la paz sea con él), que colocó a Hajar al-Aswad en el elemento clave de un paño y pidió a cada individuo que representaba a la tribu que sostuviera las esquinas. Entonces el Profeta Muhammad (PBSCE) sostiene la piedra sagrada con sus propias manos y la ubica en el sitio original. Fue la pura sabiduría del Profeta (PBSCE) que él detuvo la idea de una guerra que habría tenido lugar si no hubiera exhibido su inteligencia en el instante oportuno. Además dicen que una vez Hazrat Umar (R. A.) besó esa piedra y mencionó que sólo te beso porque he visto a mi amado profeta Mahoma (PBSCE) besándote, de lo opuesto sé que no puedes hacernos ningún inconveniente ni puedes ofrecernos ningún provecho. Esto fue dicho por él porque no pretendía que otros señalaran que los musulmanes están adorando la piedra como los hindúes y rezando a esa piedra. Él (R. A.) jamás quiso que se diera esa impresión a las otras personas, incluidos los musulmanes. Originalmente, cuando Hajar al-Aswad vino del cielo, era solo una piedra completa. Pero con el pasar de los años y gracias a varios hechos históricos, Hajar al-Aswad tiene en este momento ocho piezas diferentes que difieren en tamaño. Todos estos ocho trozos de numerosos tamaños se fijan a un marco de plata grande que tiene una piedra grande en la cual estas trozos se fijan con. Abdullah bin Zubair logró el primer cuadro de plata, pero después fue sustituido por el de los Khalifa de aquella etapa. Dicen que las otras seis piezas complementarios de Hajar al-Aswad están en Turquía. Una de estas seis piezas está que se encuentra en el mihrab de la famosa Mezquita Azul, otra está por arriba del punto de entrada en la tumba de Solimán, en tanto que las otras 4 están en la Mezquita Mehmet en Turquía. La multitud acostumbra cuestionar la singularidad de estas seis piezas. Desde que el pueblo turco estuvo gobernando el sitio que en este momento se denomina Arabia Saudí para que logren ser piezas autenticos, pero sólo Alá Todopoderoso sabe la realidad más reciente. Se sugiere a los peregrinos respetados que siempre que intenten besar a Hajar al-Aswadno se apresuren ni intenten mover a nadie porque podrían finalizar realizando inconveniente a alguien. El Islam jamás puede aceptar que nadie lleve a cabo inconveniente a alguien más por el bien de agradar al Todopoderoso. Puesto que mover a alguien a besar la piedra es un acto contraindicado, por eso sencillamente puedes decir que es Haram. Ya que la región cerca de Hajar al-Aswad puede resultar muy concurrida por lo cual además se puede apuntar hacia ella en vez de besarla de manera directa, puesto que fué proclamado por los eruditos islámicos que el profeta Mahoma (PBSCE) besó la piedra de manera directa y además indicó hacia ella cuando el sitio se encontraba lleno y lleno de gente. Por eso, los dos actos están bajo Sunnah. Biografía del autor: Afshan Naeem es un escritor de contenidos web autorizado con