Sanación como parte de la Tradición Bíblica Las narrativas de sanación que se muestran en la obra de las Escrituras para inspirar la fe y la curiosidad de uno. Para bastantes, los actos de sanación que tienen la posibilidad de ser descubiertos a lo largo de el curso del estudio católico hablan del verdadero poder de Dios que está que se encuentra en sus vidas. En los Evangelios del Nuevo Testamento, uno puede ver numerosos actos de sanación completados por Jesús de Nazaret. Al leer la Alegría que experimentan los que se sienten tocados por la vida de Jesús, se puede presenciar además el gozo del Evangelio mismo. Interpretar los episodios de sanación Al investigar los episodios de sanación a lo largo de el estudio católico, es considerable comprender lo que estas narraciones están intentando de mencionarle al lector. En cada caso, los ejemplos de sanación que se ven en el Nuevo Testamento, detallan al lector quién era Jesús de Nazaret. Un caso de muestra de esto se puede observar cuando Jesús sana al paralítico en Marcos 2:12. Al sanar al paralítico, Jesús deja claro que tiene el poder de perdonar los errores. Esta demostración de autoridad es sólo una de las formas en que las narrativas de sanación intentan exhibir al lector el cuadro terminado de la vida de Jesús. La vida de Jesús como Sanador Como nos dicen los Evangelios, Jesús de Nazaret llevó a cabo actos milagrosos de sanación durante su historia. En el curso del estudio católico, uno puede preguntarse con razón por qué, precisamente, estos actos de sanación están teniendo lugar. No es necesario decir que Jesús sintió compasión por los necesitados, y que de hecho puede ser una de las causas por las que estas sanaciones tienen lugar, no obstante no es la exclusiva razón. En la sanación, Jesús muestra que él es Dios, con varios que ven estos actos convirtiéndose en sus discípulos. La verídica patología Aunque volver a poner a los enfermos a la salud fue una preocupación de Jesús de Nazaret, se puede decir que su razón primordial para las sanaciones mostradas en el Nuevo Testamento fue inspirar la fe en Dios. En el curso del estudio católico, puede ser bueno para el fiel conseguir una comprensión más profunda de estas sanaciones. Al sanar a los enfermos, Jesús no sólo los está aliviando de las dolencias físicas, sino además los está liberando del pecado. Se puede decir, entonces, que uno de los más importantes fines de la Vida de Jesús era sanar al hombre de su pecaminosidad. El Poder Transformador de la Sanación Los milagros de sanación completados a lo largo de la vida de Jesús como se detalla en los Evangelios tienen la posibilidad de ser vistos para llevar con ellos diferentes significados que varían basados en el Evangelio en que suceden. En los Evangelios sinópticos, entre otras cosas, la fe es un requisito previo para ser sanado por Jesús de Nazaret. En contraste, el Evangelio de Juan nos enseña que los milagros tienen la posibilidad de llevar algunas veces a la fe. No obstante, en cada caso, uno que es profesional en su estudio católico notará que estas sanaciones trabajan como advertencias que tienen la posibilidad de trabajar para editar las vidas de esos que las reciben. Los episodios de sanación que tuvieron lugar a lo largo de la vida de Jesús trabajaron para ofrecer a esos que los han recibido una más grande comprensión de la persona de Jesús de Nazaret, de esta forma como para inspirarlos a caminar con él en el discipulado. Alguien que es diligente en el estudio católico puede ser con la capacidad de detectar esto como comentar al poder transmitido por estos actos. Al aceptar al lector ver el efecto que estos milagros tienen en esos que los han recibido, estos actos detallan el poder del mismo Jesús. El concepto de estos episodios para el católico de hoy Mientras se dedica al estudio católico, el fiel de en la actualidad debe tener precaución de buscar el concepto más profundo inseparable a los milagros completados por Jesús de Nazaret. Para el inquisitivo fiel, estas no son sencillamente historias para gozar. Más bien, son enseñanzas que le dan al lector listo una imagen más clara de la Vida de Jesús, y lo que significaron las sanaciones que él llevó a cabo. En las Escrituras, uno puede ver el poder transformador de estos milagros, mientras ellos dan al receptor el poder de Dios en sus vidas. Biografía del autor: En la actualidad además trabaja como ejecutivo a tiempo parcial para Now Yo