NUESTRAS FINITAS VIDAS SON DEPENDIENTES DEL INFINITO Cada ser humano de este extendido mundo es el exclusivo responsable de la alegría/desdichado, la alegría, la agitación, la paz, la furia, etc. que enfrenta en su historia día tras día. Es él quien es el responsable de cultivar semillas que cultivan espinas o flores fragantes. Cuando un individuo ejecuta una acción no posee control alguno sobre qué tipo de frutos de acciones se generarán. Antes de que esta selección fuera dada a la raza humana, él/ella ejecutaría de manera rápida acciones criminales y escogería la alegría/la felicidad como su fruto/resultado. De esta forma, la mala acción de alguien crearía irritación y contienda para otra persona y el que hace la vil acción quedaría impune. Dicen que el hombre tiene plena independencia para hacer algún acción bajo el sol, pero los resultados de estas acciones están completamente en manos del Dios Todopoderoso. Dios es la autoridad gobernante que’ lava’ los frutos de nuestras actitudes y controla todos los movimientos de estos resultados. Dios es de esta forma infinito y cósmico en la naturaleza. Entonces, jamás debemos dudar que la vida de todos los humanos es dependiente completamente de esta sin limites autoridad gobernante. Inclusive en nuestras vidas diarias se ve que cada actividad tiene un hacedor, cada creación tiene un constructor y cada arreglo tiene un manager. Esos que se adhieren al teísmo (la creencia de la fe en Dios) tienden a mostrar esta misma teoría de las acciones y sus frutos. Así prueban que Dios, oséa, que hay una autoridad cósmica gobernante. Por supuesto! La siguiente pregunta además puede hacerse: Si cada creación tiene un constructor, Dios además debe existir sido desarrollado por otro constructor? Si alguien refuta este argumento que dice que Dios actúa a sí mismo, se puede llevar a cabo una pregunta contraria: ¿Por qué es que este planeta material tampoco actúa a sí mismo? ¿Significa por qué este planeta material requiere un constructor para crearlo? Así no hay fin a las cuestiones y contra-cuestiones, los argumentos tienen la posibilidad de contradecir los argumentos, etc. Para alardear de su destreza intelectual, se tienen la posibilidad de mostrar varios argumentos lógicos para atropellar al contrincante. Entonces, es muy fundamental que si uno es un buscador de la realidad absoluta, uno tenga que abandonar todos los prejuicios mentales, introduciendo este ardiente deseo de ostentar su “cerebro”. Una cabeza muy pensada e impasible es la necesidad de la hora y sólo entonces uno puede desplegar la verdad subyacente de este planeta material. ¿Existe Dios o no? Esta pregunta no es tan sustancial frente a la siguiente pregunta: ¿Cómo precisamente se desarrolló este planeta hace eones? ¿Quién lo desarrolló? Las dos cuestiones han desarrollado muchas diferencias en relación a las distintas respuestas que se les dieron. Los investigadores modernos comentan que las moléculas inertes por sí solas se unen para conformar numerosos elementos de todo el mundo y entonces este planeta que viene a la presencia es un resultado de esto. Todos los distintos elementos se combinaron adjuntado con fuerzas conscientes para conformar este planeta de materia. De acuerdo con los teístas, todo objeto tiene un constructor y entonces el planeta entero además debería tener un constructor consciente en la naturaleza. Este constructor es llamado Dios Todopoderoso por los teístas. Los teístas tienen 2 creencias predominantes: Primero que la forma sutil de Dios es un testigo (Saakshi) de este cosmos. Supone que Dios controla este planeta de la misma forma que un titiritero controla los movimientos de sus títeres. En segundo lugar, todo este planeta es una manifestación flagrante de la forma sin limites y sutil de Dios. De esto viene que comenten que cada movimiento de cada ser animado/inanimado del cosmos está comandado por la existencia de la forma sutil de Dios que se encuentra en cada poro del cosmos. La macroforma de Dios es la conciencia cósmica y la microforma es todas las almas/creaciones/seres vivos de este gigantesco mundo material. Aquí la necesidad de la hora es la de meditar intensamente sobre las creencias nombradas. Si aceptamos la teoría de la ciencia actualizada que dice que el planeta vino a ser gracias a la unión de numerosos átomos y moléculas, aparece una exclusiva pregunta: cada ser viviente tiene un ego o “yo” y entonces la ciencia además dice que este ego es

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Post Navigation